El show, uno de los más exitosos de los últimos tiempos, es tomado como ejemplo por empresas para mejorar la atención al cliente. 

Márquetin el Blog de Harony SierraWalter White, el personaje interpretado por Bryan Cranston que se trata del protagonista de “Breaking Bad”, pasó de ser un simple profesor de química a ser un importante narcotraficante. Por eso es curioso que el show sea utilizado para dar lecciones de márketing y experiencia del usuario.

Según minutouno.com, la compañía Laserfiche realizó una lista de las cinco estrategias de gestión que se pueden aprender de la serie de televisión para poder mejorar la experiencia del cliente.

Buen producto

 La metanfetamina que hace Walter White es el mejor producto del mercado y no hay nadie más que pueda fabricarla. Si esa idea se transporta a la realidad y otro mercado, funciona de la misma manera. Lo mismo sucedió con el paso de los años con Coca-Cola o el Frappuccino de Starbucks.  Muchos trataron de imitar ambos productos, pero nadie pudo.

Servicio al cliente flexible y producto ágil 

Si un cliente necesita un cambio, hay que adaptarse y hacerlo rápido para poder seguir siendo exitoso en el mercado. En un momento, en “Breaking Bad”, Jesse Pinkman y Walter White se quedan sin un producto para la fabricación de la metanfetamina, pero rápidamente consiguen un sustituto que cambian la droga ligeramente pero que continúa satisfaciendo las necesidades del cliente.

De la misma manera, en el mundo de los negocios las cosas cambian rápido y los consumidores exigen nuevas condiciones o características. Si las empresas no responden en tiempo y forma son ellas las que terminarán perdiendo.

Consistente

 En “Breaking Bad” los narcotraficantes compran el producto de Walter White porque sabe que siempre tendrá la máxima calidad. El mensaje detrás es la consistencia. Si los consumidores saben que siempre que compren un producto tendrán la misma calidad y propiedades lo seguirán consumiendo.

 Canales de distribución

 La distribución siempre fue un problema para Walter White, pero con el tiempo se asoció con un personaje que lo ayudó a poder expandirse. La idea es que, en los negocios reales, los clientes se puedan comunicar y contactar con la empresa de una manera simple y rápida. Además, el servicio al cliente debe ser excelente, ya que se trata de uno de los temas que más se tienen en cuenta.

Mantener contentos a los empleados 

Walter White es un personaje que da todo por su empleado más leal: Jesse Pinkman. Por él se juega la vida más de una vez, lo saca de la droga y lo salva de los carteles mexicanos. En las compañías mantener contentos a los empleados logran una plantilla comprometida que se entusiasme por lo que hace y que juega a favor de la empresa.